top

Demasiados factores en contra: el BAXI Manresa lucha pero pierde (86-96)

Domingo 28 de Abril de 2019 a las 20:15

El UCAM Murcia se lleva la victoria con un Booker acertadísimo (40 puntos), y los 21 puntos de Lundberg no sirven para sellar la victoria.

mérito del rival, y de un arbitraje que dejó muy descontento el Nou Congost y Peñarroya (descalificado por técnicas), el BAXI Manresa no pudo con tantos elementos en contra . Derrota con el UCAM Murcia por 86 a 96, en un partido en el que faltaron detalles para dejar la victoria en casa.

El inicio fueron los peores momentos del partido para el BAXI Manresa, que comenzaba con un parcial de 0-6 roto por un triple de Zubcic. Costaba entrar en juego y más si cala responder los lanzamientos de Booker, de mucho mérito y muy lejanos. Comenzaba con una serie de 5 aciertos en 6 intentos. Los visitantes se escapaban de 11 puntos al final del primer periodo.

Buen parcial en el segundo cuarto, con 26 puntos del BAXI Manresa que reducían la diferencia. Álvaro Muñoz, con un 2 más 1 y un triple, desembussaben el ataque, y repetía Lundberg con un triple. Lalanne hacía dos canastas calcadas de gancho, y Iffe volvía a anotar desde los 6,75. El Manresa era 5 puntos, ya. Antes del descanso, pero, anotaba repetidamente Booker, que parecía no poder fallar.

Después de pasar por los vestuarios, parcial igualado por jugarse todo en los últimos 10 minutos. Otro buen momento de Lundberg, con un adicional y un triple, pero volvía a responder Booker. Entonces llegaría el final del partido, antes de tiempo. El árbitro Carlos Peruga eliminaba Peñarroya por 2 técnicas después de varias decisiones en el último periodo que provocaban las protestas de público y banquillo. Con los tiros libres los visitantes podían asegurar la victoria, quedaban pocos segundos.

Precisamente Joan Peñarroya decía en la rueda de prensa posterior al partido que «hay que felicitar al rival porque lo ha hecho muy bien, ha venido a hacer su partido y les ha salido muy bien; sabíamos del potencial de hombres como Booker o Doyle, y no hemos conseguido que no entraran en confianza y estos jugadores cuando entran así en el partido son difíciles de parar; nos hemos puesto al nivel físico que tocaba, pero sus buenos jugadores ya estaban metidos en el partido ».

Comparte esta noticia en las redes sociales