top

Un BAXI Manresa mermado por las bajas lucha hasta el final en Las Palmas

Sábado 6 de Febrero de 2021 a las 20:44

Los del Bages dominaron en los tres primeros cuartos y estuvieron en el partido hasta los últimos segundos. Eatherton y Vaulet, los hombres más destacados en el bando visitante.

83 Herbalife Gran Canaria I Slaughter 12, Dimsa 2, Beirán 16, Shurna 14 y Balcerowski 2; Kilpatrick 10, Okoye 3, Albicy 7, Diop 2, Costello 9 y Stevic 6

77 BAXI Manresa I Tabu 13, Mason 4, Vaulet 10, Hinrichs 11 y Eatherton 10; Dani Garcia 5, Rafa Martínez 12, Sajus, Dulkys 3 y Sima 9

Parciales: 14-25, 23-16, 19-18, 27-18

El BAXI Manresa dominó durante los tres primeros cuartos en la pista del Herbalife Gran Canaria, pero en el último acabó notando las importantes bajas que tenía y, aunque luchó hasta el último segundo, no pudo sumar un nuevo triunfo. Tras el parón por la Copa del Rey y las ventanas FIBA, los del Bages volverán a la competición el sábado 27 de febrero a las 18:00 horas, en la visita del UCAM Murcia en el Nou Congost.

Los rojos salieron a la pista con fuerza y ​​protagonizaron un parcial inicial de 0-8. A continuación, los locales subieron el nivel defensivo, pero no impidieron que los manresanos siguieran abriendo hueco hasta los once puntos con el que se acabó el primer cuarto (14-25).

En el segundo los insulares empezaron a ver el aro con facilidad y empataron el duelo a 31. Sin embargo, esto no hizo poner nerviosos a los jugadores de Pedro Martínez, que se fueron al descanso con cuatro puntos de diferencia en el electrónico (37-41).

En la segunda mitad los visitantes volvieron a hacer un inicio mejor que el de su rival y volvieron a escaparse, pero los locales no se daban por vencidos y cerraron el tercer cuarto con sólo tres puntos de desventaja (56-59).

En los diez últimos minutos el Herbalife quería dar la vuelta al marcador, y lo consiguió con un parcial de 7-0. Seguidamente llegaron a situarse diez puntos por encima, pero los rojos no dejaron de luchar y llegaron con opciones de victoria hasta los últimos segundos. Esta vez, sin embargo, no pudo ser.