top

El BAXI Manresa planta cara hasta el último cuarto en la pista del campeón

Miércoles 28 de Octubre de 2020 a las 21:15

Los del Bages, pese a no tener el día en el tiro, lucharon hasta el final frente al Baskonia, más acertado y rocoso en defensa.

87 TD Systems Baskonia I Vildoza 13, Kurucs, Giedraitis 4, Polonara 17 y Jekiri 12; Henry 6, Sedekerskis 2, Diop, Fall 6, Peters 13 y Dragic 14

68 BAXI Manresa I Dani Pérez, Rafa Martínez 2, Jou 4, Báez 6 y Eatherton 15; Mason 13, Hinrichs, Tabu 5, Sajus 6, Vaulet 11 y Sima 6

Parciales : 21-16, 20-14, 20-26, 26-12

El BAXI Manresa no pudo mantener su imbatibilidad como visitante, ya que cayó en la complicada pista del TD Systems Baskonia, el vigente campeón de la competición (87-68). Los jugadores dirigidos por Pedro Martínez plantaron cara hasta los últimos minutos a su potente rival, que sólo pudo escaparse en el tramo final. El sábado a partir de las 20:45, otro partido en el Nou Congost, en esta ocasión contra otro rival vasco, el RETAbet Bilbao Basket.

En el primer cuarto las defensas se impusieron a los ataques, y Eatherton lideraba los visitantes, que inicialmente se situaron por delante en el marcador. Posteriormente el equipo de Vitoria logró darle la vuelta y cogió una renta de cinco puntos (21-16).

En el segundo los manresanos tuvieron fuerzas para situarse a sólo dos puntos (27-25), obligando a Dusko Ivanovic a pedir un tiempo muerto. A continuación, los locales volvieron a subir el ritmo y obtuvieron una diferencia de once puntos al descanso (41-30).

Volviendo de los vestuarios, Makai Mason anotó nueve puntos seguidos que permitían a su equipo situarse a cuatro puntos (47-43). Entonces el BAXI Manresa se encontraba más cómodo sobre la pista, y eso los hizo resistir los intentos de escapada del Baskonia y finalizar el tercer cuarto sólo cinco puntos por debajo (61-56).

El último periodo se inició con dos tiros libres convertidos por Tabu (61-58), pero entonces apareció la figura de Polonara, que lideró unos vascos que cada vez abrían más agujero ante unos rojos que no pudieron reaccionar y no tuvieron opciones de competir por el triunfo en los últimos instantes.