top

El BAXI Manresa domina desde el inicio y tumba el Unicaja

Sábado 3 de Octubre de 2020 a las 23:56

Los del Bages resistieron el empuje final de los malagueños y sumaron el segundo triunfo (86-90).

86 Unicaja I Mekel 6, Alonso 8, Bouteille 14, Thompson 2 y Gerun; Brizuela 12, Díaz 8, Waczynski 6, Abromaitis 15, Guerrero 5, Nzosa 10 y Suárez

90 BAXI Manresa I Dani Pérez 13, Jou 16, Vaulet 4, Báez 2 y Eatherton 16; Mason 10, Hinrichs 4, Rafa Martínez 4, Tabu 17, Joesaar y Sima 4

Parciales: 15-25, 19-23, 24-25, 28-17

El BAXI Manresa se llevó la segunda victoria de la temporada, y lo hizo en la complicada pista del Unicaja de Málaga (86-90). Los hombres de Pedro Martínez jugaron un gran partido y dominaron desde el inicio ante un rival que reaccionó demasiado tarde y no fue a tiempo de discutir su triunfo. El sábado a las 20:45 los del Bages recibirán el MoraBanc Andorra en el Nou Congost, donde intentarán estrenarse como locales.

Los rojos salieron a la pista mejor que su adversario y, liderados por un Eatherton muy acertado, dominaron en todo momento en el marcador gracias a la defensa, el acierto en el tiro y en el dominio del rebote. Un triple de Mason, que pudo reaparecer, cerró el primer cuarto con diez puntos de margen para los visitantes (15-25).

En el segundo los locales se pusieron las pilas y empataron a 25 en menos de dos minutos. Sin embargo, los manresanos no se pusieron nerviosos y respondieron con un 0-9. A continuación apareció Tabu, quien lideró a su equipo y cerró la primera parte con una canasta en el último segundo que ponía los Bages con un cómodo margen al descanso (34-48).

En la segunda mitad los rojos siguieron entonados ofensivamente, y eso les permitió coger una máxima diferencia de dieciocho puntos (46-64). Los andaluces intentaron reaccionar, pero los jugadores de Pedro Martínez se mostraron sólidos y cerraron el tercer cuarto con el duelo bastante bien encarrilado (58-73).

En los diez últimos minutos Mason y Tabu ampliaron desde la línea de tres puntos la ventaja visitante (64-81). A continuación, el Unicaja reaccionó y fue capaz de situarse a sólo cuatro puntos a falta de dos minutos para el final (84-88). Sin embargo los manresanos saber sobrevivir gracias al buen nivel defensivo y la seguridad en los tiros libres de Rafa Martínez, a quien no le tembló la muñeca y colocó el 86-90 definitivo, ya que los últimos ataques rivales no encontraron canasta.