La Bruixa d’Or toca fondo en Valladolid, es hora de remontar el vuelo como sea
La Bruixa d’Or toca fondo en Valladolid, es hora de remontar el vuelo como sea
La Bruixa d’Or toca fondo en Valladolid, es hora de remontar el vuelo como sea

La Bruixa d’Or toca fondo en Valladolid, es hora de remontar el vuelo como sea

Los del Bages hacen un mal partido en Pucela y se estrellan. Ahora toca generar el calor suficiente para que el Congost sea una olla a presión ante el Estudiantes 88 CB Valladolid | Pozas 10, Martínez 6, Andjusic 15, Omari Johnson 10, Haritopoulos ; Armon Johnson 10, Suka 3, Mack 9, Drenovac 8 y Sinanovic. …

Lunes 31 de Marzo de 2014 a las 10:44

Los del Bages hacen un mal partido en Pucela y se estrellan. Ahora toca generar el calor suficiente para que el Congost sea una olla a presión ante el Estudiantes

88 CB Valladolid | Pozas 10, Martínez 6, Andjusic 15, Omari Johnson 10, Haritopoulos ; Armon Johnson 10, Suka 3, Mack 9, Drenovac 8 y Sinanovic. 76 La Bruixa d’Or | Hernández 8, Kouguere 12, Giannopoulos, Monroe 12 ; Arteaga 6 ; Erikson 13, Arco 6, Ljubicic 8, Goodridge 11 y Larsen.

Parciales: 24-17, 11-16 ; 32-13 y 21-30.

Árbitros: Pérez Pérez, Redondo y Cardús.

La Bruixa d’Or hizo uno de los peores partidos de la temporada en Valladolid, y tocó fondo precisamente en el campo donde había que sacar lo mejor para ganar al colista. Un mal inicio y un peor tercer cuarto condenaron a la derrota los de Manresa, que no pudieron llevarse la octava victoria a Cataluña.

En primer período comenzó mal para los intereses de los del Bages, que encajaban un parcial de 6-0 inicial. Martínez y Haritopoulos eran los que más daño hacían. Sólo una tímida reacción de la mano de Max Kouguere y un triple de Eriksson hacían que el mal no fuera a más.

En el segundo parcial, La Bruixa d’Or reaccionó. Se llevó un mejor balance del periodo 11-16, y dejó el partido para volver a empezar de nuevo en el tercer cuarto, aunque hubiera podido quedar más igualado al descanso si no hubiera sido por la canasta sobre la bocina de Johnson, que daba moral al público de Valladolid.

El tercer cuarto fue el peor de La Bruixa d’Or durante todo el partido. Tanto en defensa, por el hecho de encajar 32 puntos, como en ataque. 10 minutos para olvidar que prácticamente dejaban visto para sentencia el partido: había que remontar 21 puntos en el último període.La dirección de Pozas y Haritopoulos como verdugo prácticamente enterraban el partido.

En los últimos 10 minutos, La Bruixa d’Or, pero no se escondió. Dos triples de Eriksson y Kouguere, más un mate de Monroe dejaban 16 puntos entre morados y rojos, pero el equipo local no pensó en fantasmas y gestionar bien la amplia ventaja que había conseguido hasta el momento. A pesar de encajar 30 puntos en el último periodo, el equipo de Ricard Casas alargaba posesiones y anotaba para poder tener un final tranquilo. Y así fue, ya que el Manresa no pudo ponerse a menos de 10 puntos del CB Valladolid.

Con esta derrota, La Bruixa d’Or queda en la misma posición, la penúltima de la clasificación, pero a una menor que el Valladolid, que ya suma 3.

En la rueda de prensa posterior al partido, Borja Comenge decía que “hay que felicitar al CB Valladolid para que la victoria ha sido justa, es un da en que debemos ser críticos con nosotros mismos, y pedimos disculpas a la gente del club y al afición, esta derrota es inexcusable; todas las sensaciones les eran favorables, tenían muchos jugadores enchufados; en ningún momento hemos tenido opciones de victoria, y es irreal que hayamos ganado dos cuartos; en el tercer cuarto el partido se ponía ya demasiado cuesta arriba “.