La Bruixa d’Or aguanta medio partido y termina encajando una derrota excesiva
La Bruixa d’Or aguanta medio partido y termina encajando una derrota excesiva
La Bruixa d’Or aguanta medio partido y termina encajando una derrota excesiva

La Bruixa d’Or aguanta medio partido y termina encajando una derrota excesiva

Pere Romero estrena en el banquillo en un partido complicado ante el Laboral Kutxa, que desequilibró con el acierto en los triples. Giannopoulos y Salva Arco destacan por parte de los manresanos con 20 y 18 puntos respectivamente. 101 Laboral Kutxa | Heurtel 6, Causeur 6, San Emeterio 12, Mainoldi, Pleiss 11; Poeta 21, Hanga …

Domingo 13 de Abril de 2014 a las 01:24

Pere Romero estrena en el banquillo en un partido complicado ante el Laboral Kutxa, que desequilibró con el acierto en los triples. Giannopoulos y Salva Arco destacan por parte de los manresanos con 20 y 18 puntos respectivamente.

 

101 Laboral Kutxa | Heurtel 6, Causeur 6, San Emeterio 12, Mainoldi, Pleiss 11; Poeta 21, Hanga 14, Nocioni 18, Hamilton 7, Diop 5, Van Oostrum. 78 La Bruixa d’Or | Hernández 2, Arco 18, Kouguere 4, Arteaga 2, Monroe 12; Asselin 5, Eriksson 7, Goodridge, Larsen 2, Creus 2, Giannopoulos 20, Ljubicic 4.
Parciales: 24-18, 16-16; 29-21 y 32-23.

Árbitros: Hierrezuelo, Araña, Sacristán.

La Bruixa d’Or ha encajado una derrota excesivamente dura en la pista de un rival de alto nivel como es el Laboral Kutxa. Los hombres de Pere Romero, que hoy se estrenaba en el banquillo de los del Bages, pudieron mantener a raya a los de Scariolo durante más de 20 minutos, pero en el tercer cuarto los vascos ya se situaron demasiado lejos. Giannopoulos, con 20 puntos hizo el mejor partido desde que está en Manresa, y junto con Salva Arco, destacaron por encima del resto. Álex Hernández tuvo que retirarse antes de tiempo por un golpe en el muslo derecho.

En el primer período, la cosa prometía. Se notó el cambio en la dirección del equipo, que se adelantó en los primeros instantes (0-4). Enseguida, sin embargo, Causeur, San Emeterio desde los 6,75 y un eficientísimo Nocioni se encargaron de marcar territorio. El equipo tomó oxígeno con la entrada de Ljubicic y Giannopoulos, que dejaban La Bruixa d’Or a 6 puntos (24-18).

En los siguientes 10 minutos, buen inicio con el griego Giannopoulos liderando la anotación (provocó 3 jugadas de canasta y falta), pero el peso pesado de Nocioni seguía mandando sobre el parquet. En el minuto 16, Álex Hernández tuvo que retirarse tras notar molestias en el muslo derecho, donde ya había recibido un golpe durante el último entrenamiento en Manresa. Creus suplió el murciano y volvió a tener minutos.

El tercer cuarto comenzó a hacer insalvable la derrota. Aunque la diferencia de 9 puntos del parcial no fue escandalosa, remontar 14 puntos parecía ya muy difícil. En esta segunda mitad emergió Salva Arco, anotando la totalidad de sus 18 puntos. En el inicio del tercer cuarto, Monroe, Asselin y Giannopoulos recortaban la distancia hasta los 7 puntos (47-40), pero la remontada no fue a más. Pleiss cerró bien los rebotes y San Emeterio le acompañaba para dejar el Manresa lejos.

El último cuarto comenzaba también bien con Monroe y Giannopoulos, pero entonces llegó el festival de Peppe Poeta, que anotaba cada triple que lanzaba (4/5, al igual que Nocioni), para terminar de dejar La Bruixa d’Or fuera del partido. El equipo de Manresa, sin embargo, demostró haber hecho borrón y y ha vuelto a empezar con Pere Romero. No fue el mejor día para obtener la primera victoria, pero algo está cambiando en La Bruixa d’Or.

Pere Romero, en su primera rueda de prensa post-partido, destacaba que: “a pesar de perder los dos primeros cuartos, hemos tenido los conceptos claros a pesar de haber perdido algunos balones; en la segunda parte le hemos puesto demasiado fácil a un equipo de nivel Euroliga, que ha sido superior físicamente; hemos acabado el partido intentando dando la cara hasta el final; debemos recuperar todos los jugadores y luchar cada partido”.