Un BAXI Manresa acertado y coral suma la decimotercera en Bilbao
Un BAXI Manresa acertado y coral suma la decimotercera en Bilbao
Un BAXI Manresa acertado y coral suma la decimotercera en Bilbao

Un BAXI Manresa acertado y coral suma la decimotercera en Bilbao

Los del Bages dominan desde el principio y exhiben solidez y un gran juego coral. Hinrichs, Sima, Eatherton y Ferrari, los más destacados.

Sábado 3 de Abril de 2021 a las 20:45

96 RETAbet Bilbao Basket I Hakanson 14, Jenkins 17, Serron 8, Zyskowski 10 y Balvin 21; Rousselle 7, Brown 9, Reyes 2, Kljajic, Dos Anjos, Miniotas 8 y Huskic

108 BAXI Manresa I Ferrari 15, Rafa Martínez 3, Vaulet 2, Hinrichs 18 y Sima 21; Jou 4, Garcia 2, Mason 9, Báez 8, Janning 5 y Eatherton 21

Parciales: 27-31, 19-27, 25-28, 25-22

Un BAXI Manresa sólido, coral y, sobre todo, acertado en ataque dominó desde el principio en la complicada pista del RETAbet Bilbao Basket, un equipo que se está jugando la permanencia en la Liga Endesa (96-108). El próximo sábado, a partir de las 18:00 horas, el equipo intentará mantener el nivel en la visita a otro de los conjuntos de la zona baja, el Monbus Obradoiro.

El encuentro se inició con los dos equipos muy acertados en el lanzamiento exterior, lo que hacía que los ataques superaran constantemente las defensas. En cuanto a los interiores Sima hizo un muy buen inicio, y gracias a ello los rojos cerraron el primer cuarto con cuatro puntos de renta (27-31).

En el segundo los del Bages continuaron haciendo gala de su juego coral, y entre Eatherton y Hinrichs tomaron el relevo a Sima en el liderazgo del ataque de los visitantes, que dominaban por doce puntos al descanso (46-58).

Volviendo de los vestuarios los hombres de Pedro Martínez siguieron abriendo hueco en el electrónico, pero los locales no se rendían y volvían a situarse a diez puntos gracias a un parcial de 8-0 (71-81). Los manresanos no tardaron en reaccionar, y lo hicieron con un 0-5 que hizo que se llegara al final del tercer cuarto con el duelo muy bien encarado (71-86).

En los últimos diez minutos los jugadores de Àlex Mumbrú siguieron luchando y estuvieron a punto de entrar en el partido. Sin embargo, los rojos exhibieron solidez y pudieron controlarlo hasta los últimos segundos para alcanzar la decimotercera victoria de la temporada.