Inici > Notícies > El ICL Manresa visita del Valencia Basket con ganas de seguir creciendo
ICL Manresa 77 - Movistar Estudiantes 75

El ICL Manresa visita del Valencia Basket con ganas de seguir creciendo

Tras la victoria ante el Movistar Estudiantes, el equipo de Ibon Navarro juega en 48 horas como visitante

Sin tiempo prácticamente para saborear la victoria ante el Movistar Estudiantes, que se pretende que sea un punto de inflexión, el ICL Manresa ha viajado ya hacia Valencia, donde le espera uno de los conjuntos más temidos de la Liga Endesa, dirigido por Pedro Martínez y Jaume Ponsarnau, y con ex jugadores como Pierre Oriola y Rafa Martínez.

El ICL Manresa ya se ha desplazado a Valencia, donde este jueves a las 20:30 disputa la decimoquinta jornada de la Liga Endesa. La plantilla de Ibon Navarro, aún con el sabor de la sufrida victoria ante el Movistar Estudiantes, no ha sufrido ninguna baja después de este partido, y ha desplazado con los habituales, contando el vinculado Jordan Sakho, hacia la capital del Turia.

Por parte de los locales, que en la decimocuarta jornada perdieron en la pista del FC Barcelona Lassa, un montón de caras conocidas, tanto en el banquillo, donde hay Pedro Martínez y Jaume Ponsarnau, como el parquet, donde hay Rafa Martínez y Pierre Oriola, formando parte de una de las plantillas más peligrosas de la Liga Endesa. Ahora mismo, el Valencia Basket es el tercer clasificado por detrás de los dos gigantes, con 9 partidos ganados y 4 derrotas.

Ibon Navarro hacía declaraciones para el club, en una comparecencia sin medios justo antes de irse. El técnico vasco comentaba que «cuando juegas ante un equipo como el Valencia, especialmente en su casa, es complicado ganarles; hay que recuperamos la esencia del partido de ayer, que queremos ser; desde el punto de vista emocional puede ser un partido más fácil que el de ayer, pero deportivamente será aún más complicado; es una buena prueba de fuego para saber si somos capaces de seguir compitiendo; no estamos acostumbrados a hacer 2 partidos en 48 horas, pero las competiciones son así, y hay que luchar contra todas las adversidades, salir al campo y luchar durante 40 minutos».

El ICL Manresa visita del Valencia Basket con ganas de seguir creciendo

Tras la victoria ante el Movistar Estudiantes, el equipo de Ibon Navarro juega en 48 horas como visitante

Sin tiempo prácticamente para saborear la victoria ante el Movistar Estudiantes, que se pretende que sea un punto de inflexión, el ICL Manresa ha viajado ya hacia Valencia, donde le espera uno de los conjuntos más temidos de la Liga Endesa, dirigido por Pedro Martínez y Jaume Ponsarnau, y con ex jugadores como Pierre Oriola y Rafa Martínez.

El ICL Manresa ya se ha desplazado a Valencia, donde este jueves a las 20:30 disputa la decimoquinta jornada de la Liga Endesa. La plantilla de Ibon Navarro, aún con el sabor de la sufrida victoria ante el Movistar Estudiantes, no ha sufrido ninguna baja después de este partido, y ha desplazado con los habituales, contando el vinculado Jordan Sakho, hacia la capital del Turia.

Por parte de los locales, que en la decimocuarta jornada perdieron en la pista del FC Barcelona Lassa, un montón de caras conocidas, tanto en el banquillo, donde hay Pedro Martínez y Jaume Ponsarnau, como el parquet, donde hay Rafa Martínez y Pierre Oriola, formando parte de una de las plantillas más peligrosas de la Liga Endesa. Ahora mismo, el Valencia Basket es el tercer clasificado por detrás de los dos gigantes, con 9 partidos ganados y 4 derrotas.

Ibon Navarro hacía declaraciones para el club, en una comparecencia sin medios justo antes de irse. El técnico vasco comentaba que «cuando juegas ante un equipo como el Valencia, especialmente en su casa, es complicado ganarles; hay que recuperamos la esencia del partido de ayer, que queremos ser; desde el punto de vista emocional puede ser un partido más fácil que el de ayer, pero deportivamente será aún más complicado; es una buena prueba de fuego para saber si somos capaces de seguir compitiendo; no estamos acostumbrados a hacer 2 partidos en 48 horas, pero las competiciones son así, y hay que luchar contra todas las adversidades, salir al campo y luchar durante 40 minutos».

ICL Manresa 77 - Movistar Estudiantes 75

L’ICL Manresa visita el Valencia Basket amb ganes de seguir creixent

Després de la victòria davant el Movistar Estudiantes, l’equip d’Ibon Navarro juga en 48 hores com a visitant.

Sense temps pràcticament per assaborir la victòria davant el Movistar Estudiantes, que es pretén que sigui un punt d’inflexió, l’ICL Manresa ha viatjat ja cap a València, on l’espera un dels conjunts més temuts de la Lliga Endesa, dirigit per Pedro Martínez i Jaume Ponsarnau, i amb exjugadors com Pierre Oriola i Rafa Martínez.

L’ICL Manresa ja s’ha desplaçat a València, on aquest dijous a les 20:30 disputa la quinzena jornada de la Lliga Endesa. La plantilla d’Ibon Navarro, encara amb el regust de la soferta victòria davant el Movistar Estudiantes, no ha sofert cap baixa després d’aquest partit, i s’ha desplaçat amb els habituals, comptant el vinculat Jordan Sakho, cap a la capital del Túria.

Per part dels locals, que en la catorzena jornada van perdre a la pista del FC Barcelona Lassa, un munt de cares conegudes, tant a la banqueta, on hi ha Pedro Martínez i Jaume Ponsarnau, com al parquet, on hi ha Rafa Martínez i Pierre Oriola, formant part d’una de les plantilles més perilloses de la Lliga Endesa. Ara mateix, el Valencia Basket és el tercer classificat per darrere dels dos gegants, amb 9 partits guanyats i 4 derrotes.

Ibon Navarro feia declaracions per al club, en una compareixença sense mitjans just abans de marxar. El tècnic basc comentava que «quan jugues davant d’un equip com el València, especialment a casa seva, és complicat guanyar-los; cal que recuperem l’essència del partit d’ahir, què volem ser; des del punt de vista emocional pot ser un partit més fàcil que el d’ahir, però esportivament serà encara més complicat; és una bona prova de foc per saber si som capaços de seguir competint; no estem acostumats a fer 2 partits en 48 hores, però les competicions són així, i cal lluitar contra totes les adversitats, sortir al camp i lluitar durant 40 minuts».